Macarrones Picantes Gratinados

Hoy ha sido uno de esos días que no sabes qué hacer para comer, pero que al final haces algo sorprendente.

¿Cuántos de esos días que estás indeciso acabas haciendo algo de pasta? La gran mayoría, ¿o no? Pero la cuestión es innovar, cambiar los ingredientes o la preparación para no hacer lo de siempre. Y un plato de pasta es tan versátil que se puede realizar de mil maneras tan solo con unas ligeras variaciones.

Al final, hemos preparado unos macarrones gratinados. ¿Pero con qué? Con lo que se hacen este tipo de platos improvisados: ¡con lo que haya en la nevera! En nuestro caso, bacon, salchicha y un poco de chorizo picante. 

Aunque la estrella de este plato realmente ha sido uno de estos pimientos picantes que nos trajimos del pueblo y que ya os compartimos a través de Facebook y Twitter. Nos los regaló mi tío Alejandro, al que pronto le dedicaremos su propio post, ya que es un maestro en la cocina Tradicional de Bienservida y ha sido felicitado en numerosas ocasiones por cazadores y diversas personalidades tras probar su cocina de caza. Tenemos pendiente que nos prepare una Machamiga, uno de mis platos favoritos, de la forma más tradicional.



El resultado ha sido un plato de pasta picante, con ese picor que te hace que no puedas parar de comer y con el toque gratinado. 100% recomendable.

Macarrones gratinados picantes
Ingredientes (para 2 personas)
Para la pasta y su salsa:
  • 200 - 250 gr de Macarrones
  • 50 gr. de Chorizo picante cortado a cuadraditos
  • Un par de tiras de Bacon
  • Una Salchicha que teníamos huérfana por el frigo
  • Una Cebolla pequeña
  • Un Pimiento picante
  • Un chorrito de Tomate frito
  • Un chorrito de Nata
  • Mantequilla (para dar sabor) o aceite
  • Sal
Para la bechamel y el gratinado:
  • 1 cucharada Mantequilla o Aceite
  • 1 cucharada de Harina
  • Leche templada o caliente
  • Sal, Pimienta y Nuez Moscada
  • Queso rallado
Elaboración
  1. En una olla con agua hirviendo y una pizca de sal, echamos los macarrones y los dejamos cocer entre 10 y 15 min (ver recomendaciones del envase).
  2. Cortamos la cebolla en cuadraditos y la ponemos a pochar con una cucharada de mantequilla o aceite. Cuando haya cogido algo de color, incorporamos el bacon en pequeñas tiras, la salchicha también cortada, el chorizo y el pimiento picante en cuadraditos. Removemos un par de minutos.
  3. Para finalizar, añadimos unas cucharadas de tomate frito y un chorrito de nata.
  4. Cuando estén cocidos los macarrones, los escurrimos y los soltamos poniéndolos bajo el grifo con agua fría. Tras esto, los incorporamos a la mezcla anterior y removemos.
  5. Para la bechamel, ponemos en una olla un trozo de mantequilla o 1 cucharada de aceite y, cuando esté caliente, añadimos una cucharada de harina. Removemos durante unos minutos para evitar que quede el sabor a harina cruda. 
  6. Luego incorporamos la leche poco a poco, removiendo para que no se formen grumos. Poco a poco irá espesando.
  7. Salpimentamos y le incorporamos la nuez moscada.
  8. Disponemos los macarrones en una fuente de horno. En nuestro caso, hemos utilizado una cazuela de barro. Echamos por encima la bechamel y espolvoreamos el queso rallado.
  9. Gratinamos unos minutos en el horno hasta que el queso tome colorcillo y ¡listo!

Comentarios

Entradas Populares