Faláfel, albóndigas o croquetas de garbanzos

Hoy toca Comida Internacional, con un delicioso plato de Faláfel que, según la Wikipedia, es una croqueta o albóndiga de garbanzos o habas cuyo origen se remonta a los tiempos de la Biblia y que procede de La India. 


En nuestro caso, cuando lo probamos en un restaurante, nos encantó su sabor. No podíamos creer que estuviéramos probando algo tan sencillo como unas albóndigas hechas de garbanzos en remojo y especias. 

Evidentemente, teníamos que probar a hacerlas en casa. Pero claro, la primera vez no salió tan bien. Y es que nos empeñamos, antes y ahora, en hacerlas con garbanzos cocidos, lo que es un gran error para muchos, pero ahorra mucho tiempo si te salen bien. 

¿Qué pasa si utilizas garbanzos cocidos en lugar de en remojo? ¿Hay forma de hacer Faláfel con garbanzos cocidos, de bote para más inri?
Si se utilizan garbanzos cocidos, las albóndigas se suelen deshacer en contacto con el aceite caliente al freírlas. Para que salgan, el truco está en escurrir bien los garbanzos y dejar reposar las albóndigas una vez formadas para que expulsen el exceso de humedad. También hemos añadido unas cucharadas de pan rallado, que absorbe el exceso de agua y ayuda a que las albóndigas queden más compactas. Por último, hay que enharinar bien y de manera uniforme y freír en aceite caliente, pero no demasiado, para que no se rompan las albóndigas.

Presentación y acompañamiento
La presentación suele ser sobre una ensalada de lechuga y tomate y aliñado con salsa de yogur o de tahina. También se puede hacer en sándwich o en el pan de pita y acompañar con verduras, etilo crudités o cocidas.

Nosotros lo hemos acompañado de Hummus, el cual prepararemos en otra ocasión y lo compartiremos aquí porque, no os vamos a engañar, el de hoy era comprado. Todo esto con el típico pan de pita, para dipear y acompañar el Faláfel. 

Falafel
Ingredientes
  • 200 gr de Garbanzos Cocidos
    • Hemos utilizado 1/2 bote de de garbanzos cocidos (de 400g de peso escurrido)
  • 1/2 Cebolla
  • 2 Ajos
  • 2 cucharaditas de Levadura en Polvo
  • Las hojas de 1-2 ramitas de Cilantro
  • Las hojas de 1-2 ramitas de Perejil
  • 1-2 cucharadas de Comino molido
  • Pan rallado
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina, para rebozar
  • Aceite, para freír
Elaboración
  1. Escurrimos bien los garbanzos y los secamos con un papel absorbente para quitar el exceso de humedad. Los picamos con la ayuda de un tenedor.
  2. Picamos muy muy finita la cebolla, el ajo y las hierbas. Los incorporamos a los garbanzos, añadimos la levadura, la sal y la pimienta y mezclamos bien, triturando con el tenedor.
  3. Para que la masa quede más compacta podemos añadir unas cucharadas de pan rallado, hasta que veamos que queda más densa, pero sin que llegue a quedar dura.
  4. Vamos formando bolas con forma de albóndiga, croqueta o aplastadas como mini-hamburguesas, que es la forma que hemos elegido hoy. 
  5. Las dejamos reposar durante una media hora para que pierdan la humedad restante.
  6. Pasamos las albóndigas por harina.
  7. Freímos en abundante aceite caliente hasta que estén doraditas.
  8. Las escurrimos en un papel absorbente para eliminar el aceite sobrante.
  9. Y servimos acompañando con ensalada de lechugas variadas.

Comentarios

  1. Me he quedado hundido cuando he visto que se ha desecho todo en la sartén....supongo que no le eché suficiente pan rallado. Le eché dos cucharillas. Hay que echar mucho pan rayado?

    ResponderEliminar
  2. Hola "Anonymous",

    Entiendo que lo has intentado con garbanzos cocidos, no remojados. Nosotros lo hemos hecho siempre así, pero la foto evidentemente no es de la primera vez. Hay que "cogerle el tranquillo" y, si no se les quita bien la humedad, lo normal es que se deshagan en el aceite en cuanto lo tocan.

    Consejos:
    - Si puedes, prueba con garbanzos remojados.
    - Si no, el pan rallado absorbe la humedad. Nosotros lo echamos a ojo, hasta que las albóndigas quedan compactas, pero que no lleguen a quedar duras. Depende de la cantidad que hicieras, pero una cucharadita me parece muy poco. Diría que una o dos cucharadas soperas como poco.
    - Dejar reposar mínimo 30 min.
    - Enharinar uniformemente para que el aceite no toque el interior que estará más húmedo.
    - Para freír, en aceite caliente, pero no muy fuerte, porque si da borbotones puede romper las albóndigas.

    Espero que estos consejos sean útiles y que la próxima vez que lo intentes te salgan perfectas y nos lo cuentes por aquí.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Buff me has salvado la vida. A mi me ha pasado igual. Los he cocido un poco porque 15 horas en remojo no eran suficientes, y claro al freír las bolas se han desparramado salpicado un montón. Entiendo que el pan rallado hay que echarlo en la masa y remover y la harina que cubra un poco las bolas antes de freir. Mañana lo intento así y la próxima los remojo dos días o los compro en bote sin cocer, que los hay. Muchas gracias y dime si lo del pan rallado es como entiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola AllendeAran. Efectivamente, el pan rallado es mezclado y la harina para cubrir las bolas. Nosotros no lo hemos intentado con garbanzos en remojo, siempre ha sido con algún bote de garbanzos ya cocidos que teníamos por ahí. Aun así tenemos que probar, sobre todo si encontramos de bote sin cocer.
      ¡Esperamos que te salgan perfectas y que nos lo cuentes!
      Un saludo

      Eliminar
    2. Yo lo he hecho con garbanzos en remojo, los he dejado toda la noche. Para triturarlos con más facilidad, añadir un poco de agua a la picadora. Después pan rallado para secar un poco y la verdad es que siempre me han quedado bien. Los hice para los vegetarianos en un cumpleaños y les gustó hasta a los carnívoros.

      Eliminar
  4. Para los celiacos... que puede sustituir el pan rallado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. En realidad, el pan rallado lo utilizamos como truco para poder usar garbanzos cocidos y absorber con él el exceso de humedad. Para celíacos, mejor utilizar la receta original, es decir, con garbanzos en remojo sin cocer y sin pan rallado. Un saludo.

      Eliminar
    2. O usa pan rallado sin gluten, si hay pan sin gluten habrá pan rallado sin gluten, digo yo.

      Eliminar
    3. La harina de garbanzo también es muy socorrida y absorbe bastante.

      Eliminar
    4. Yo suelo usar unas cucharadas de puré depatata en polvo, absorbe muchísimo la humedad

      Eliminar
  5. Si lo hacéis con garbanzos cocidos de bote, basta con extenderlos en papel de cocina absorvente y dejarlos un ratito al sol o al aire para que suelte toda la humedad. Yo les quito la piel para que quede mas fino, sólo os llevará 10 minutos mas

    ResponderEliminar
  6. Se me desbarataron, pero, de sabor, ricosss

    ResponderEliminar
  7. Un desastre, tenía que haber leído los comentarios antes. Al meterlos en el aceite han desaparecido.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares