Mayonesa Casera

¿No os ha pasado alguna vez que vais a la nevera en el último momento a por el bote de mayonesa para acompañar alguna comida y...? ¡tachán!... ¡vacío!

Pues seguro que esta receta os puede salvar de esa situación. Es más, con ella corréis el riesgo de no volver a comprar mayonesa de bote. Se tarda incluso menos de lo que tardaríamos en lamentarnos de no tener mayonesa industrial y ¡queda riquísima!

Esta es la receta básica, pero se pueden hacer infinitas variedades, que ya iremos probando, con sólo añadir algún ingrediente:
  • Ajoaceite, Alioli o ajonesa: aunque la versión tradicional es únicamente ajo y aceite (all i oli, en catalán, de donde procede la palabra allioli), también se puede preparar a partir de esta receta simplemente añadiendo uno o dos dientes de ajo al principio. 
  • Lactonesa, mayonesa sin huevo: si queremos o debemos evitar el huevo, podemos hacer lactonesa, que queda bastante rica. Para ello, sustituimos el huevo por leche entera, a razón de 1 medida de leche por cada 2 de aceite.
  • Mayonesas con sabores. Por ejemplo, mayonesa de manzana, añadiendo manzana cortada a taquitos en la elaboración o mezclando la mayonesa terminada con manzana asada. 
  • ...

¿Cómo evitamos que se corte la mayonesa? 
  • Sin hacer caso a los diferentes rumores que propician que se corte la mayonesa, el truco básico es que el huevo y el aceite estén a la misma temperatura. Por tanto, es recomendable dejar que el huevo tome temperatura ambiente y no hacer la mayonesa con este recién sacado de la nevera.
  • También se recomienda utilizar un vaso batidor estrecho en lugar de ancho.
¿Cuánto aguanta? 
  • Una vez hecha, se conserva en el frigorífico bien tapada durante un par de días.

No hace falta decir que esta salsa la podemos utilizar para acompañar cualquier plato de carne, pescado, algunos arroces y sopas, en sandwiches, etc. Nosotros la hemos utilizado inmediatamente para hacer una riquísima Ensalada Alemana que subiremos al blog en breve.

Mayonesa casera
Ingredientes
  • 1 Huevo (a temperatura ambiente!)
  • 200 - 250 ml. de Aceite de Girasol o de Oliva
    • La elección del aceite será según el gusto que se le quiera dar. El de oliva deja un sabor más fuerte.
    • Si se hace bien, se podría llegar a añadir hasta 1 l.
  • 4-5 gotas de zumo de limón o vinagre
  • Una pizca de sal
    • aunque hay quien dice que hace que se corte.
Elaboración
  1. Cascamos el huevo en el vaso batidor. Se puede hacer en recipiente aparte por si cayese algún trozo de cáscara.
  2. Añadimos el aceite, unas gotas de zumo de limón o de vinagre y una pizca de sal
  3. Introducimos la batidora hasta el fondo del vaso y comenzamos a batir ¡sin levantar! Conforme va ligando, el sonido de la batidora cambia. Esto nos dirá cuándo debemos ir levantando poco a poco. En lugar de levantar el brazo de la batidora, es mejor si al principio simplemente la inclinamos. Así, el aceite irá bajando lentamente. Luego bajaremos y e iremos repitiendo este movimiento hasta que se ha emulsionado todo el aceite y nos queda una mayonesa homogénea y compacta.
  4. ¡Y ya está! ¡Ni 2 minutos! 
    • Para comprobar lo compacta que ha quedado podemos levantar el vaso con la batidora en el fondo. Soltamos y si no se escurre, está perfecta.
    • No siempre tiene que quedar una mayonesa dura. El que quede más suave no quiere decir que se haya cortado. 

Comentarios

  1. yo siempre la hice asi y nunca se me corto el truco que siempre tenia era no levantar el brazo de la batidora hasta que este bien hecha en el fondo y luego levantar poco a poco

    ResponderEliminar
  2. Y echar el limon cuando este ligada la mayonesa, no antes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es más seguro para que no se corte. Aunque a nosotros no se nos suele cortar echando sólo unas gotas (al principio). Saludos!

      Eliminar
  3. Y falta por decir, que no hace mucho salió en el periódico que el 80% de los huevos que se compran tienen salmonela en la cáscara exterior. Yo los limpio con un paño humedecido (ojo, humedecido, no goteando) en lejía de esa de las ensaladas. Cuando se parte el huevo es cuando la salmonela suele pasar al interior. De modo que, teniendo en cuenta que la salmonela siempre está presente, el tiempo de reproducción de la bacteria depende de la temperatura y del tiempo. Si se hace y se come al momento, el riesgo de contaminación es prácticamente nulo porque la bacteria no ha tenido tiempo de reproducirse. Y por último, y ya son especulaciones mías, creo que un cierto contacto con la salmonela (al ingerir mayonesa casera siempre lo hay) ayuda en cierto modo a fortalecer la respuesta del cuerpo en caso de que un día haya un contagio de verdad. Y por otro lado, creo que el pequeño riesgo merece la pena, teniendo en cuenta los nutrientes, vitaminas y proteinas, que aporta el huevo crudo. Y más comparándolo con las grasas vegetales hidrógenadas que llevan las mayonesas de bote, que son prácticamente imposibles de eliminar del cuerpo.

    ResponderEliminar
  4. La mejor forma de que el huevo quede limpio es antes de romper la cáscara lavarlo con agua recién hervida, nunca he tenido problema

    ResponderEliminar
  5. La mejor forma de que el huevo quede limpio es antes de romper la cáscara lavarlo con agua recién hervida, nunca he tenido problema

    ResponderEliminar
  6. La mayonesa casera debe consumirse preferiblemente en el momento o tras enfriar en el frigo, aguantando bien conservada un par de días máximo. La Lactonesa o mayonesa sin huevo puede durar bastante más al no llevar huevo, quizás hasta una semana... Pero seguramente no llegará :)

    ResponderEliminar
  7. No merece la pena arriesgarse, yo recomendaría usar la que sobra como mascarilla para el pelo y es buenísima

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares