Papillote de Salmón con Champiñones, Cebolla y Patata Rallada

Ya iba siendo hora de que pusiéramos un plato de pescado en el blog, ¿no? 

Cierto es que siempre nos da algo de pereza hacer pescado y que cuando lo hacemos solemos optar por un pescado a la plancha o algo supersencillo. También, en ciertos casos pensamos en esos pescados un poco pasados, algo secos y poco apetecibles. O, por otro lado, en un plato muy elaborado.
Pues bien, después de que probéis esta receta os podréis olvidar de esos prejuicios. Además, con variar ligeramente los ingredientes tendremos platos diferentes y con un sabor y aroma particular.

¿Y que tiene de especial el Papillote? ¡La preparación! ¡Y la jugosidad! El Papillote consiste en cocer un alimento, de textura blanda, en un envoltorio resistente al calor, como papel de aluminio o papel sulfurizado. De esta manera, el envoltorio hará que los vapores no se escapen y que los ingredientes se cocinen con ellos. Otra consecuencia es que estos ingredientes no soltarán tanto agua por efecto de la presión y, por tanto, quedarán muy jugosos.

¿Y cómo es de complicado? Pues, aunque suene repetitivo, es muy sencillo. No haría falta ni leer la receta, casi bastaría con ver las imágenes del paso a paso y, tras 20 minutos de horno, tendríamos un papillote perfecto.

Papillote de Salmón con Champiñones, Cebolla y Patata Rallada
Ingredientes (para 2 personas -2 paquetes-)
  • 2 filetes de salmón (de unos 200 g)
  • 100 g de Champiñones Laminados
  • 1 o 2 Patatas pequeñas
  • 1/2 Cebolla
  • 2 hojas de Laurel
  • Vino blanco
  • Aceite
  • Sal, Pimienta, Especias al gusto
  • Necesitaremos: Papel de aluminio (50-60 cm por paquete)
Elaboración
1. Preparamos los ingredientes:
  1. Limpiamos los champiñones
  2. Cortamos la cebolla en juliana: quitamos la base y la túnica (la parte de arriba) y cortamos por la mitad de arriba a abajo. Luego, apoyamos la parte del corte a modo de base y cortamos en "medios aros".
  3. Limpiamos el pescado. Quitamos las espinas que pueda tener con la ayuda de unas pinzas. Además, para que todo lo que nos llevemos a la boca sea comestible, quitamos la piel.
  4. Rallamos la patata con la ayuda de un rallador y la salpimentamos. También podríamos cortarla, en lugar de rallarla. Para ello, habría que cortarla muy fina, para asegurar que se cocina en los 20 minutos de horno.
2. Para hacer cada paquete, ponemos una tira de papel de aluminio sobre la mesa. Tiene que ser de unos 50-60 cm para poder hacer el paquete. Colocaremos los ingredientes a unos 10-15 cm del borde, de manera que podamos doblar el papel de aluminio por el centro.



3. Pincelamos una gota de aceite y vamos colocando la patata, luego la cebolla y los champiñones. Añadimos un pequeño chorrito de aceite y una pizca de sal. Seguimos con el salmón, que salpimentamos ligeramente. Luego terminamos con una hojita de laurel y un chorrito de vino blanco.



4. Cerramos el paquete doblando el papel de aluminio por la mitad. Con los bordes unidos, vamos doblando en partes de 1 cm desde el extremo hasta tocar los ingredientes. Procedemos igual con los laterales. Dejamos bien cerrado para que no se escape vapor alguno.

5. Introducimos los paquetes en el horno a 200ºC durante 15-20 minutos.

6. Transcurrido este tiempo, podemos servir directamente un paquete semi-abierto en cada plato. Tenemos que tener cuidado al abrir el paquete, ya que nos podemos quemar con el vapor.

Otros toques: podemos añadir una rodaja de limón, un ajo, otras verduras, de manera que daremos más sabor y vistosidad a nuestro plato.

Comentarios

Entradas Populares