Tarta de Queso con Higos

La visita a mi tío Alejandro que os contábamos la semana pasada, en la que nos deleitaba con una deliciosa gachamiga, ha dado para mucho, ya que la entrada de hoy también se la debemos a él. Mi tío tiene en su patio, aparte de algunas gallinas, una hermosa higuera que echa unos higos dulces como la miel.

Estando allí, cogimos un cestillo de higos y nos los trajimos para Madrid para ver qué inventábamos con ellos. Esta es la foto de los higos recién cogidos:
Pues ese invento quedó en manos de Laura, que ideó esta Tarta de Queso con Higos que estaba para chuparse los dedos. 

Tarta de Queso con Higos 
Ingredientes (6-8 personas)
  • 1 Lámina de Hojaldre
    • Utilizamos congelado, descongelando previamente según las instrucciones.
  • 350 ml de Nata
  • 125g - 250 g de Queso de Untar
    • Según el sabor que queramos dar
  • 3 láminas de Gelatina (o 5 gr de Gelatina en Polvo)
  • 40g de Azúcar (unas 2-3 cucharadas)
  • Unas dos docenas de Higos
  • Miel
Elaboración
  1. Cortamos la lámina de hojaldre según el molde que vayamos a utilizar, que debe ser algo hondo. 
    • En nuestro caso, sólo hemos empleado hojaldre como base, pero también se pueden cubrir los laterales o el resto de la tarta.
  2. Introducimos el hojaldre en el molde, pinchamos con un tenedor para que no suba y espolvoreamos algo de azúcar. Posteriormente, horneamos durante unos 10-15 minutos a 180ºC (según las instrucciones del hojaldre).
  3. Cuando esté cocinada, sacamos la base de hojaldre del horno y la reservamos hasta que haya enfriado. 
  4. Mientras tanto, preparamos los higos: los pelamos y los cortamos a gajos. 
  5. En un cazo mezclamos la nata, el queso de untar y el azúcar (las cantidades son orientativas, mejor ir probando). Lo llevamos a ebullición y apartamos del fuego. 
  6. Colamos la mezcla y le añadimos las láminas de gelatina, que habremos tenido en agua fría durante 5 minutos (ver instrucciones de la gelatina). Removemos y reservamos la mezcla.
  7. Mientras enfría la mezcla anterior, vamos colocando los higos en la base de la tarta. Primero extendemos un par de cucharadas de miel (también se puede utilizar mermelada) por la base de hojaldre e iremos pegando los gajos de higo.
  8. Una vez haya templado la mezcla de nata y queso, la echamos por encima. No dejar enfriar porque si no endurece.
  9. Colocamos la capa superior de higos, con cuidado de que no se hundan en la mezcla. Si está muy líquida, dejamos enfriar más tiempo.
  10. Metemos al frigorífico durante, mínimo, 6 horas.
Nota: podemos terminar de adornar la tarta con unas nueces o pasas por encima, que van muy bien con los higos.

Comentarios

Entradas Populares