Ravioli de Morcilla, Queso Brie y Pasas con Salsa Dulce de Manzana

Hoy os voy a confesar un pequeño secreto a voces. Soy fan de la morcilla. Sobre todo la que hacen en mi pueblo, Bienservida, que es la que más me gusta. Para mí, no puede faltar en ninguna barbacoa.

Así que entenderéis que cuando alguien del trabajo me dijo hace unos días que en su menú tenía unos Ravioli con Morcilla y Salsa de Manzana, no pude contenerme hasta "imitar" dicho plato. 
Pues bien, llegado el finde, nos pusimos manos a la obra y el resultado son estos Ravioli de Morcilla, Queso Brie y Pasas con Salsa Dulce de Manzana. No son los originales que me contaron, sino que les hemos dado una vuelta con nuestro toque personal.


Os podemos asegurar que quedaron fenomenales y os animamos a probarlos, sobre todo si os gusta el sabor agridulce, ya que el sabor de la morcilla suavizado por el Brie contrata con el dulzor de las pasas y de la salsa de manzana. Si no os gusta tanto, podéis prescindir de la miel o incluso de las pasas que se incluyen en los ingredientes.

Eso sí, con lo que más problema tuvimos es con el nombre, ya que los hicimos con tamaño y forma de empanadilla (en la receta veréis el porqué) y no sabíamos si este tipo de pasta recibe otro nombre: ¿Son Agnolotti? ¿Son pansoti?... Al final, nos decidimos por Ravioli, que parece que, aunque podría ser menos preciso, es el nombre genérico por excelencia.

Ravioli de Morcilla, Queso Brie y Pasas con Salsa Dulce de Manzana
Ingredientes (2 personas)
  • Para la masa
    • 125g de Harina
    • 1 Huevo
  • Para el relleno
    • 1/2 Morcilla de Burgos
    • 100g de Queso Brie
    • 1 Puñado de Pasas
  • Para la salsa
    • 1 Manzana
    • 2 cucharadas de Vino, mejor dulce
    • 100 ml de Nata Líquida
    • 1 cucharada de Mantequilla
    • 20g de Almendras Picadas
    • 1 cucharada de Miel
    • Sal
    • Pimienta Negra
    • Orégano (opcional)
Elaboración
  1. Preparamos la masa:
    • En un bol, hacemos un volcán con la harina y añadimos el huevo en el centro.
    • Mezclamos con un tenedor.
    • Amasamos hasta obtener una masa homogénea que no se pegue a los dedos. 
      • Si quedase seca, añadiríamos agua y, si es demasiado húmeda, añadiríamos harina.
      • Si sobra masa, se puede congelar.
    • Hacemos una bola con la masa.
  2. Preparamos la salsa:
    • Pelamos la manzana y la picamos en trozos muy pequeños.
    • Echamos la mantequilla en una sartén y la llevamos al fuego. 
    • Cuando haya derretido, añadimos la manzana y la dejamos rehogar hasta que dore ligeramente, removiendo de vez en cuando.
    • Agregamos el vino, removemos y dejamos reducir unos minutos.
    • Añadimos la nata y la miel, removemos, salpimentamos y retiramos del fuego.
      • Podemos triturar la salsa con ayuda de una batidora o presentarla con los trozos de manzana.
    • Picamos las almendras en un mortero para luego incorporarlas a la salsa por encima.
  3. Preparamos el relleno:
    • Pelamos la morcilla y la desmenuzamos en un bol. Podemos picarla con ayuda de un cuchillo para que quede fina y poder mezclarla bien con el queso.
    • Picamos y deshacemos el queso brie y lo añadimos al bol.
    • Picamos las pasas y las añadimos. Mezclamos con la morcilla y el brie hasta formar una masa más o menos uniforme. 
    • Reservamos.
  4. Preparamos y cocemos los Ravioli:
    • Nos hemos ayudado de una Máquina para Pasta:
    • Pasamos una porción de la masa por los rodillos: primero con la máxima apertura y cerrando los rodillos en cada pasada, hasta llegar a la posición más cerrada. El grosor final debe estar alrededor de 0,5 mm.
    • Esta vez, hemos utilizado un molde para empanadillas, pero los ravioli también se pueden cortar:
      1. Con un accesorio de la máquina para pasta como hicimos en nuestros Raviolis Caseros de Carne al toque de Cerveza y Grana Padano
      2. Con un cortador especial para raviolis (parecido a un corta pizzas).
    • Estiramos la masa en una superficie plana y vamos cortando los ravioli con la parte posterior del molde.
    • Ponemos cada ravioli en el molde, lo rellenamos y cerramos. Podemos pincelar el borde de la masa con unas gotas de agua para que se sellen bien los ravioli. El proceso es parecido al que utilizamos con las Empanadillas de Carne:
    • Cuando las tengamos todas, las dejamos reposar unos minutos.
    • Mientras, ponemos al fuego una olla con 1 litro de agua. Le añadimos un puñadito de sal y esperamos a que hierva.
    • Cuando hierva, bajamos un poco el fuego para que el agua no dé borbotones que pueden romper los ravioli. 
    • Añadimos los ravioli y removemos con cuidado. Dejamos cocer durante 12-15 minutos.
  5. Por último...:
    • Servimos los ravioli, vertiendo la salsa por encima y espolvoreando la almendra picada por encima. También podemos espolvorear orégano picado.
Esperamos que los probéis y que os gusten tanto como nos han gustado a nosotros.

Y ya sabéis... si queréis seguirnos y no perderos nada, puedes seguirnos dándole a "Me gusta" a nuestra página de Facebook o a seguir en nuestro perfil de Twitter.

Comentarios

Entradas Populares