Leche Frita

Con la Semana Santa llegando a su fin y la vuelta al trabajo tras unos días de descanso acercándose peligrosamente, no queríamos dejarnos por poner este otro manjar que hemos podido degustar estos días: la Leche Frita.

En este caso, la cocinera fue mi madre, Rosa, que también nos deleitó con Torrijas y Potaje de Jueves Santo con Panetes de Bacalao, entre otras preparaciones típicas de estas fechas. 

La leche frita también es un postre que se suele asociar a la Semana Santa, aunque puede comerse todo el año. Pensar en "leche frita" puede parecer extraño, pero en realidad este postre se realiza espesando leche con harina de maíz, que luego se reboza y se fríe, por lo que el nombre es bastante literal. Claro que teniendo en cuenta que hay lugares de EEUU donde incluso fríen la Coca-cola, pues no es tan de extrañar.

Leche Frita
Ingredientes (unas 15 raciones)
  • 1 litro de leche entera
  • 100g de Harina de Maíz (Maicena)
  • 100g de Azúcar
  • 1 cáscara de Limón
  • 1 rama de Canela
  • 1 Huevo
Para rebozar:
  • 2 Huevos batidos
  • Harina
  • Aceite para freír
  • Azúcar y Canela en polvo para rebozar
Elaboración
  1. En una olla, echamos 3/4 partes de la leche (toda menos 250ml, una taza o vaso) con la rama de canela y la cáscara de limón, poniéndola a fuego medio alto. Justo antes de que hierva, apagamos el fuego y dejamos infusionar durante unos 15 minutos más.
  2. Mientras, mezclamos en un bol el resto de la leche (fría) con la harina, hasta que esté bien disuelta. Incorporamos también el huevo y el azúcar hasta mezclarlos completamente. 
  3. Colamos la leche, retirando la canela y la cáscara de limón, y la pasamos a otra olla a fuego bajo. Añadimos poco a poco la mezcla del punto anterior sin dejar de remover. Continuamos removiendo con cuidado de que no aparezcan grumos y de que no se pegue durante unos 20 minutos, hasta que espese. Esto se sabe cuando, al girar la olla hacia un lado, la leche se mueve muy lentamente.
  4. Preparamos una fuente rectangular que nos permita echar la leche y que quede con una altura de unos 2 cm. Untamos la fuente con aceite, frotándola con una hoja de papel de cocina, para no dejar exceso de aceite.
  5. Posteriormente, vertemos la leche en la fuente y la dejamos enfriar. Luego, la tapamos con film transparente y la llevamos a la nevera de 2 a 4 horas, hasta que quede como una gelatina.
  6. Pasado este tiempo, cortamos en cuadros la leche.
  7. Preparamos un plato con 2 huevos batidos y otro con harina y ponemos a calentar abundante aceite en una sartén.
  8. Pasamos los cuadritos de leche por harina y huevo y los freímos por tandas hasta que el rebozado quede dorado (sobre un minuto por cada lado). 
  9. Retiramos la leche frita a un plato con papel absorbente para evitar el exceso de aceite y, por último, en un plato mezclamos azúcar y una pizca de canela en polvo y rebozamos las porciones de leche frita en la mezcla. 
  10. Servir y disfrutar.

Entradas relacionadas
Síguenos
Esperamos que os haya gustado esta receta y que nos dejéis vuestras impresiones en los comentarios. Y ya sabéis... si no queréis perderos nada, seguidnos en:

Comentarios

Entradas Populares