Migas Manchegas o Migas ruleras

Las Migas son un plato tradicional que se consume en todo el territorio español, aunque quizás hoy en día se preparan menos en casa y se suelen encontrar más en restaurantes de cocina tradicional o incluso como tapas.

Nuestros ancestros las cocinaban habitualmente a partir del pan que se iba quedando duro, ya que no se podían permitir tirar comida. Por tanto, se pueden catalogar como un plato de aprovechamiento, pese a su sorprendente procedencia aristocrática, ya que parece que su origen está en un plato distinguido entre la clase alta de Al-Andalus: el Tharid.

En todo caso, siempre se han asociado al mundo rural, concretamente al pastoreo y la agricultura, seguramente por sus ingredientes y preparación tan humildes. Tanto, que es uno de los platos que se destacan en el libro "Bienservida, comidas de siempre" como parte de la cocina tradicional de nuestra tierra.

¿Cómo se hacen las migas?
Como en todos estos platos tan extendidos, según la región tenemos una variante. En este caso, se pueden observar las diferencias tanto en los ingredientes como en la forma de preparar las migas. El factor común es que se hacen con pan duro remojado, durante unas horas o incluso desde el día anterior. En algunas variantes se añade harina a las migas.

¿Con qué se pueden acompañar las migas?
Las migas se suelen preparar con chorizo, con panceta y con otros ingredientes procedentes de la matanza del cerdo. Así las hemos hecho nosotros y por eso han cogido el color rojizo del chorizo, aunque también se pueden hacer un poco más simples y añadirles el color y el sabor con un poquito de pimentón, muy tradicional en las migas extremeñas por el pimentón de la Vera. Hay quien las sirve con huevo frito o con pimientos fritos y en algunas regiones se añaden sardinas, boquerones o bacalao. Por otra parte, para compensar la potencia del plato, también se suelen acompañar con pepino y uva o incluso con otras frutas como naranja o mandarina.

Migas Manchegas o Migas Ruleras
Ingredientes (4 personas)
  • 3 barras de pan duro
  • 3 tiras de Panceta
  • 3-4 Chorizos
  • 1 cabeza de Ajos (o unos 5-6 dientes)
  • Aceite
  • 1 vaso de Agua, más si hiciera falta
  • Sal
Elaboración
  1. Cortamos el pan en dados.
  2. Humedecemos el pan en un bol con 1 vaso de agua, removiendo bien para que se humedezca todo el pan.
    • Se suelen dejar reposar tapado con un paño o envuelto en el mismo durante al menos 2 horas. Luego se escurriría bien el exceso de agua y seguiríamos con la receta.
    • También podemos optar por la variante más rápida, sin esperar.
  3. Cortamos la panceta en trozos y el chorizo en rodajas.
  4. En una sartén honda, freímos la panceta en un chorrito de aceite hasta que esté dorada y retiramos. Freímos el chorizo y lo reservamos también. 
  5. Retiramos el exceso de grasa de la sartén. Podemos incluso renovar todo el aceite, pero perderíamos los sabores que han dejado el chorizo y la panceta.
  6. Sofreímos los ajos, separados y sin pelar. Les podemos dar un corte por la mitad para que no salten.
  7. Cuando los ajos estén dorados, añadimos el pan y cocinamos, removiendo constantemente hasta que hayan quedado sueltas, pequeñitas y doradas. Cuando estén casi listas, añadimos los "tropezones" que habíamos reservado previamente (la panceta y el chorizo).
  8. Servimos acompañando las migas con uvas y pepino cortado en bastones.
Síguenos
Esperamos que os haya gustado esta receta y que nos comentéis vuestras impresiones en los comentarios. Y ya sabéis... si no queréis perderos nada, seguidnos en:

Comentarios

Entradas Populares