Buñuelos de Calabaza

La semana que viene es la semana grande de Las Fallas en Valencia y una de las cosas que más se consumen, aparte de la típica paella valenciana, son los Buñuelos de Calabaza, o Bunyols de Carabassa en Valenciano. Por toda la ciudad se pueden ver puestos de buñuelos y por supuesto también hay establecimientos con mucha tradición donde se pueden degustar.
Nosotros no queríamos pasar sin intentar esta receta para darnos una merendola con sabor a Fallas y por ello nos hemos puesto manos a la obra.

Como suele pasar con las recetas tradicionales, cada receta es diferente, en este caso sobre todo en las proporciones de calabaza y harina. Nosotros hemos igualado dichas proporciones, pero hay quien aconseja doblar las cantidades de calabaza y, al revés, quien pone el doble de harina que de calabaza. También hay diferencias en cómo preparar la calabaza: se puede cocer o se puede asar al horno, que tarda más tiempo pero queda más sabrosa. 

Igualmente, advertir que, como se puede ver en la foto, es complicado manejar y dar forma a los buñuelos, por lo que no debemos preocuparnos demasiado. A nosotros incluso nos han faltado agujeros, pero es cuestión de seguir practicando.

Esperamos que vosotros también os animéis y compartáis vuestros resultados y comentarios.

Buñuelos de Calabaza
Ingredientes (unos 8 buñuelos)
  • 200g de Harina 
  • 200g de Calabaza, previamente asada o cocida
  • 25g de Levadura fresca de panadería
  • Agua tibia para desleír la levadura (vale el agua de cocer la calabaza)
  • Abundante Aceite para freír
  • Azúcar
Elaboración
  1. Si no tenemos la calabaza preparada, podemos cocerla. Para ello, la limpiamos quitándole la piel y las pepitas y la cortamos en trozos. Posteriormente, la ponemos en una olla con agua hasta cubrirla, y dejamos hervir hasta que la calabaza quede blanda. 
  2. Escurrimos la calabaza (sin tirar el agua de la cocción) y la pasamos por la batidora o la hacemos puré con ayuda de un tenedor. Reservamos hasta que enfríe.
  3. Deshacemos la levadura en un poco de agua tibia, no caliente para no estropearla. Si hemos cocido la calabaza, usaremos el agua de la cocción.
  4. En un bol, tamizamos la harina y añadimos la calabaza. Mezclamos bien.
  5. Añadimos el agua con la levadura y mezclamos. Añadimos más agua y seguimos mezclando hasta obtener una masa ligera.
  6. Tapamos el bol con film transparente y lo dejamos en un lugar caliente. Dejamos levar la masa hasta que doble su tamaño y aparezcan agujeritos. Sobre 30 - 40 minutos o más si es a temperatura ambiente.
  7. Preparamos una sartén con abundante aceite y la ponemos al fuego.
  8. Nos mojamos las manos y vamos cogiendo bolas de masa con una mano, les hacemos el agujero con la otra mano y las llevamos al aceite.
  9. Damos la vuelta con una paleta de madera y, cuando los buñuelos estén dorados, los sacamos a una rejilla para que escurran el aceite. 
  10. Por último, espolvoreamos azúcar por encima y servimos junto a un chocolate bien caliente.

Entradas relacionadas
Síguenos
Esperamos que os haya gustado esta nueva receta y que nos comentéis vuestras impresiones en los comentarios. Y ya sabéis... si no queréis perderos nada, seguidnos en:

Comentarios

Entradas Populares